Diseños de Interiores Pamplona Navarra

Encuentren aquí una serie de artículos informativos sobre temas de decoraciones, especialmente sobre el diseño de interiores en Pamplona. El diseño de interiores es la especialidad en decoración del espacio interior del hogar, en este tipo de decoración se juega con el tamaño de las casas.

Maite Artieda Escudero
948254312
Pintor Asenjo / Asenjo Pintorea Kalea, 8
Pamplona, Navarra
 
Decoyoar S.L.
948252239
Monasterio Irache, 58.
Pamplona, Navarra
 
José Antonio Echeverría Herrero
948225249
Paulino Caballero, 2
Pamplona, Navarra
 
Instalaciones Comerciales Y Decoraciones S.A.
948268556
Av. Pío XII, 36.
Pamplona, Navarra
 
Patxi Hualde Lecumberri
948177203
Benjamín De Tudela, 44.
Pamplona, Navarra
 
Arquitectura Interior Andrés Laspalas
948228442
Av. Ejército / Armada Etorbidea, 30.
Pamplona, Navarra
 
María Teresa Furtado García
948227777
Navarreria, 33.
Pamplona, Navarra
 
Francisco Javier Hualde Lecumberri
948172058
Irunlarrea / Irunlarrea Kalea, 59.
Pamplona, Navarra
 
Oscar Martínez Esain
948245391
Sangüesa / Zangoza Kalea, 4.
Pamplona, Navarra
 
María Amaya Zabalza Martínez
948234459
San Fermín, 61.
Pamplona, Navarra
 

Casa Hogar » decoracion zen

Pichi o jumper de lana
Se necesita una longitud desde el hombro al borde de la falda, más unos 15 cm para el dobladillo de género de estambre o de lana que tenga una anchura de 1,35 m. Por lo general, a no ser que la persona que ha de usar la prenda sea excesivamente alta, con 1,5 m de género hay más que suficiente.
Doble la tela a lo largo de forma que quede orillo con orillo. Vuelva a doblarla nuevamente para tener cuatro hojas y el doblez de la tela hacia usted. Prenda bien con alfileres los cuatro bordes de los orillos y también, estirando convenientemente la tela para que no queden pliegues, el doblez que ha quedado hacia usted. Siguiendo la figura 9, mida desde el ángulo A la mitad de la medida del contorno del cuello de la persona a quien se destine la prenda, más 2,5 cm, marcando B sobre la línea del doblez. Un cuarto de la medida del contorno de cuello nos servirá como medida para señalar C. Desde C se marcará D a una distancia de 12,5 cm, que corresponde a la medida del hombro en una persona de medidas normales. Seguidamente, desde el ángulo E mida la mitad de la medida de la sisa más 5 cm y marque F. El punto G se encuentra a una distancia aproximada de 1 a 2,5 cm de D, lo cual depende de que la persona que la vaya a usar tenga los hombros caídos o muy cuadrados. Una vez obtenidos todos estos puntos, proceda a marcar las curvas tal y como índica la figura. También desde los puntos C A y E marque la longitud que desea para encontrar los puntos A’, B’ y C.
Para cortar la prenda se comienza por A’, B’ y C Del trozo que sobra se confeccionarán, si és posible al sesgo para que no tiren, las vistas para el cuello y las sisas. Corte después desde F a G para las sisas, continuando hasta C para los hombros.
Una vez efectuados todos estos cortes, desprenda con cuidado los alfileres para poder retirar la pieza que se encuentra en el interior del doblez de la tela, y que nos servirá para la parte de atrás. Una vez retirada dicha pieza, corte el escote de la parte delantera, comenzando por C y finalizando por B.
Así tendrá usted la pieza cortada. Ahora hay que proceder a su confección. Observará usted que el «pichi» le ha quedado cortado todo en una pieza y que podría ahorrarse una de las costuras de los lados. Pero no se lo aconsejamos. Es preferible que parta usted la pieza en dos y proceda a coser los dos lados y los hombros como si fueran dos trozos diferentes. De esta forma quedarán equilibradas las medidas. Después...

Haga click aquí para leer mas artículos de Casa Hogar

Casa Hogar » diseño

Con la rafia tejida puede construirse todo tip de bolsas para la playa, para la compra, asientos protectores de sillas y de butacas, cojines para los automóviles (especialmente en el verano, debido a que esta fibra es sumamente fresca), esterillas para playa, alfombras de grandes dimensiones para las casas de campo, etc.
Ya hemos dicho anteriormente que la rafia tejida es fácil de trabajar. Sin embargo, en su empleo deben observarse algunas precauciones. Por ejemplo, ha de saberse cómo bordear los cantos, una vez el tejido cortado, con el doble fin de darles consistencia y de evitar que las fibras del canto se deshilen. Tal deshilado lo evitaremos ribeteando los bordes que deben quedar al aire.
Existe en el mercado un tejido bastante delgado, tratado químicamente y cuyo aspecto es por completo igual al de la piel natural. Dicho tejido se maneja y se cose tan fácilmente como la propia rafia....

Haga click aquí para leer mas artículos de Casa Hogar